México, D.F. a 18 de julio de 2005

Boletín Número 301



"LA OTRA CARA DE LA FUGA DE CEREBROS"


Por considerarlo del interés de los lectores de Lazos, se reproduce a continuación el artículo titulado: “La otra cara de la fuga de cerebros” de Andrés Oppeinheimer publicado hoy por el periódico Reforma.

Este artículo retoma los esfuerzos del IME y otras instituciones latinoamericanas por establecer programas de acercamiento con su diáspora altamente calificada, a fin de aprovechar sus conocimientos y capacidades en beneficio del desarrollo nacional. Prueba de ello, es la realización de la 24° Jornada Informativa del IME “Red de Talentos Mexicanos en los Estados Unidos” celebrada del 5 al 7 de junio pasado en la Ciudad de México.

Andrés Oppenheimer es editor para América Latina y columnista de The Miami Herald y analista político de CNN en Español. Su columna semanal, "El Informe Oppenheimer” es publicada regularmente en más de 45 periódicos de América Latina y Estados Unidos, incluidos "La Nación" de Argentina, “El Mercurio” de Chile y "Reforma" de México.
 


 

EL INFORME OPPENHEIMER / LA OTRA CARA DE LA 'FUGA DE CEREBROS'

Desde hace mucho tiempo venimos escuchando que la fuga de cerebros -los miles de científicos, médicos y académicos que anualmente emigran a Estados Unidos- es una tragedia para los países exportadores de talento. No estén tan seguros: en muchos casos, puede ser una bendición

Por Andrés Oppenheimer
Reforma

Es cierto que los países latinoamericanos cuyas universidades estatales subvencionan la educación gratuita pierden parte de su inversión en educación cuando sus graduados deciden irse. Pero, en la nueva economía global, lo que antes se llamaba "fuga de cerebros" se está convirtiendo en muchos casos en una ganancia económica y de conocimientos.

En India, Taiwan y varios países de Europa del Este, miles de emigrados han regresado a sus países natales trayendo inversiones, nuevos conocimientos y contactos valiosos. En Taiwán, cerca del 40 por ciento de las compañías de alta tecnología en el parque industrial-científico Hschinchu son dirigidas por expatriados -muchos de los cuales trabajaron en Sillicon Valley, California- que han regresado.

Y muchos de los que se quedan en el extranjero se han convertido en importantes fuentes de inversión y remesas familiares, al igual que en entusiastas promotores de intercambios académicos con sus países de origen. Por lo que he visto en viajes recientes a Irlanda y Polonia, una gran parte del progreso económico reciente de ambos países se dio por las inversiones de sus comunidades en el exterior.

Estaba pensando en estos ejemplos en estos días, tras leer La Movilidad Internacional de Talento, un nuevo estudio del economista chileno graduado de MIT, Andrés Solimano, de la Comisión Económica de las Naciones Unidas para América Latina y el Caribe (CEPAL).

El estudio confirma que Estados Unidos continúa siendo el principal imán para el talento latinoamericano: atrae un 60 por ciento de los profesionales altamente calificados y empresarios de la región que van a vivir al exterior. La emigración de cerebros ha aumentado en los años 90, dice Solimano. Y entre los países grandes de America Latina, México es el que tiene mas graduados viviendo en Estados Unidos.

Según estimados del Banco Mundial, un 14.3 por ciento de los graduados universitarios mexicanos en el año 2000 residían en el exterior, mientras que el porcentaje en Colombia es del 11 por ciento, en Ecuador el 10.9 por ciento, en Chile el 5.3 por ciento, en Brasil el 3.3 por ciento y en Argentina el 2.5 por ciento. Los porcentajes más altos están en Centroamérica y el Caribe.

Aun así, son relativamente pocos los profesionales latinoamericanos altamente calificados que son admitidos en Estados Unidos bajo las visas H-1B, reservadas para personas con "méritos distinguidos". En el 2002, el 65 por ciento de estas visas fueron para emigrantes asiáticos, mientras que solo un 6 por ciento fueron para sudamericanos. Esto se debe a que Estados Unidos está dando la mayoría de estas visas a expertos en tecnología de la información, donde Asia sobresale, dice la CEPAL.

Aunque el estudio de Solimano no llega a afirmar contundentemente que la emigración de cerebros puede, en muchos casos, tener un efecto neto positivo para sus países de origen -supongo que sería políticamente incorrecto para la CEPAL hacer esa afirmación- su estudio ofrece una visión balanceada del tema, que puede ayudar a cambiar el viejo concepto de la fuga de cerebros.

"Si la emigración sigue un ciclo, y el emigrante regresa a casa trayendo capital fresco, contactos y conocimiento, tenemos un efecto de desarrollo positivo para el país de origen", dice el estudio de Solimano. Asimismo, el talento (frecuentemente) circula, en lugar de emigrar permanentemente. El talento a lo mejor hace visitas frecuentes al país, se compromete con organizaciones profesionales, universidades y otras contrapartes locales".

Algunos países de América Latina están empezando a recibir el mensaje. El mes pasado, el Ministerio del Trabajo de Argentina, la Fundación Chile, y el Instituto de los Mexicanos en el Exterior (IME) realizaron separadamente encuentros con expatriados de sus respectivos países, con apoyo estatal, para tratar de construir puentes con ellos.

Solimano me señaló en una entrevista que los países latinoamericanos harían bien en crear programas oficiales para tratar de "reconectar" a expatriados altamente calificados con sus países, y proveer exenciones impositivas y otros incentivos a aquellos que estén dispuestos a volver.

Sin embargo, uno de los principales obstáculos para el regreso de los talentos emigrados es la cultura de desconfianza que existe en muchos países latinoamericanos hacia los talentos que regresan, dijo Solimano.

"En América latina, muchos miran con recelo a los colegas que regresan del extranjero", dijo Solimano. "En lugar de hostilidad, debería haber una mentalidad de cambio, una nueva política de puertas abiertas".

Mi conclusión: La emigración va a continuar, les guste o no a los países exportadores de cerebros. De manera que América Latina debería empezar a sacarle provecho. En la nueva economía global -como lo han demostrado Taiwán, India, Irlanda y Polonia -"la circulación de talento" puede ser una ganancia para todos.


Copyright © Grupo Reforma Servicio Informativo

ESTA NOTA PUEDES ENCONTRARLA EN:

Fecha de publicación: 2005-07-18
 


Lazos es un servicio informativo del IME, se distribuye de lunes a viernes, y contiene información sobre la población de origen mexicano y latino en EE.UU.

VISITE NUESTRA PÁGINA:
www.sre.gob.mx/ime